Maestros sobre dos alas

03.06.2013 00:00

UNA REUNIÓN DE ALTOS VUELOS

Maestros sobre dos alas

Maquetas de aviones de todas las épocas y tamaños se dan cita en el aeródromo de Chozas. La qu. inta concentración nacional reúne a 68 pilotos de España y . Portugal.

La concentración de aeromodelismo reunió en su quinta edición en Chozas a 68 participantes procedentes de España y Portugal. - DL
  • La concentración de aeromodelismo reunió en su quinta edición en Chozas a 68 participantes procedentes de España y Portugal. - DL

Miguel Ángel Tranca | León 03/06/2013

Acrobacias dignas de los mejores pilotos y vuelos que poco tienen que envidiar al de las grandes aeronaves convirtieron la quinta concentración nacional de aeromodelismo celebrada en el aeródromo de Chozas en todo un espectáculo colorista en el que convivieron maquetas de aviones de todos los tamaños y épocas.

Aeronaves a escala 1/3 de la Primera Guerra Mundial pilotadas por la conocida como ‘Patrulla del Amanecer’ compartieron cielo con otras réplicas más modernas durante dos jornadas en las que lo de menos era la competición. Y en esa tesitura la cita leonesa organizada por el Club Alas del Páramo con la colaboración de la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Santa María del Páramo y La Caixa reunió a 68 pilotos procedentes no sólo de toda la geografía nacional, también de Portugal.

En esa nómina no podían faltar tampoco los representantes locales. Tres pertenecientes al Club Leonés de Aeromodelismo: Manuel Núñez Rodríguez, Pablo Hernández y Santiago Arteaga Alonso y uno, del Club Alas del Páramo, Fernando Blanco en este caso enrolado en la Patrulla del Amanecer cuya peculiaridad además de volar en grupo radica en que los aviones son construidos y pilotados por la misma persona. En una provincia con una afición importante al aeromodelismo, el aeródromo de Chozas se convirtió en un mosaico de color, tamaños y variedad. Junto a los aviones a escala 1/3 de la Primera Guerra Mundial también tuvieron cabida otros a escala uno y medio como el Tiger Moth de siete metros y medio de envergadura y casi 80 kilos de peso pilotado por el madrileño Juan Sánchez Margallo o el Challenger del asturiano Iván Cadenas de 3,20 metros, en este caso destinado a las acrobacias. Maquetas más actuales, réplicas de algunas aeronaves que transitan por los cielos también contaron con su protagonismo en una concentración que con el paso de los años se ha convertido no sólo en referente nacional, también en un punto de interés para los amantes de esta disciplina en el mundo. La presencia de pilotos extranjeros a lo largo de estos años es una prueba de ello.

Las aeronaves, en manos de consumados pilotos, tuvieron su protagonismo en el cielo leonés en tandas de seis minutos en las que la variedad, calidad y espectacularidad fueron las señas de identidad que como estela dejaban tras de sí los 68 pilotos protagonistas.

http://www.diariodeleon.es/noticias/deportes/maestros-dos-alas_800690.html